martes, 15 de noviembre de 2011

Entre líneas

Ya perdoné errores imperdonables. Ya me decepcioné una y otra vez. Sí, reí cuando no podía, pero también grité y salté de felicidad. Llamé unica y exclusivamente para oír su voz, me apasioné con su sonrisa. Le perdí, y pensé que me moriría de la trsiteza. Pero aquí me tienes, entre líneas.
  

Aquel día..

Y así, después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar.
Decidí no esperar a las oportunidades, sino yo mismo buscarlas. Decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución. Decidí ver cada noche como un misterio a resolver y, cada día, como una nueva oportunidad de ser feliz.
Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en ellas está la única y mejor forma de superarnos. Aquel día deje de temer a perder y empecé a temer a no ganar.
Descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui, pero me dejo de importar quien ganara o perdiera, hoy solo me importa sentirme mejor que ayer.
Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.
Descubrí que el Amor es más que un simple estado de enamoramiento, "el amor es una filosofía de vida".
Aquel día deje de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia luz del presente.
Aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas... aprendí que los sueños pueden hacerse realidad. Por eso, desde aquel día ya no duermo para descansar, duermo para soñar.

viernes, 28 de octubre de 2011

Eres, fuiste y serás lo más grande que he tenido

No hay cosa más triste que un recuerdo feliz; el poder recordarlo y no poder estar allí.Sentir la felicidad, que se te escapa de las manos. Valorar cuando se pierde es cualidad de los humanos..

jueves, 13 de octubre de 2011

Reset

Después de todo, los ordenadores se rompen y las relaciones se terminan. 
Lo mejor que podemos hacer es reiniciar y respirar.
Tantos caminos, tantos desvíos, tantas opciones, tantos errores...
BIENVENIDA A LA ERA DE LA PÉRDIDA DE LA INOCENCIA
Nadie desayuna con diamantes y nadie vive romances inolvidables...

domingo, 9 de octubre de 2011

Y yo te quiero a ti, sólo a ti

Hay otros. Sí, claro que hay otros. Uno, dos, tres, quizás cuatro. Igual que hay otras para ti. Pero eso no signfica que esos besos me gusten más que los tuyos o que esas sonrisas me hagan sonreír a mí también. Que haya otros no significa que, en cada momento más insignificante del día, ya no me acuerde de ti. Hay otros. Más guapos, más altos, más bajos o más feos. Más simpáticos o más antipáticos, más niñatos o más hombres, pero ninguno de ellos eres tú. Y yo te quiero a ti.