martes, 15 de noviembre de 2011

Entre líneas

Ya perdoné errores imperdonables. Ya me decepcioné una y otra vez. Sí, reí cuando no podía, pero también grité y salté de felicidad. Llamé unica y exclusivamente para oír su voz, me apasioné con su sonrisa. Le perdí, y pensé que me moriría de la trsiteza. Pero aquí me tienes, entre líneas.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario